Etiqueta: camiseta

Mi experiencia con «Custom by me» de DMC

Cuando estuve en Creativa Valencia uno de los caprichos que me dí fue comprarme uno de los nuevos kits de DMC: Custom by me (y alguna que otra cosas más 😉 )

13083268_1410499782316717_5406557158897592807_n

Tras meses de tenerlo en casa y no decidirme a probarlo, hace un par de semanas -y a raíz de mi creciente adicción a las piñas- decidí que era el momento de utilizarlo.  Ahora comenzaba la segunda fase, sobre qué aplicarlo?

En principio pensé en una sudadera, pero eso implicaba que tardaría mucho en ponérmelo; una tote, tengo cientos y al final siempre llevo la misma…. y así dando vueltas por casa hasta que al final abrí un cajón y me dí cuenta de que tengo muchas, muchas camisetas blancas, y pensé que era el momento de cambiar una de ellas, iba a customizar una camiseta con mi buque insignia de este verano, las piñas!!

El modo de usarlo la verdad es que es super fácil y muy recomendable para quienes nunca antes hayan hecho punto de cruz o bordado, ya que es un patrón relativamente sencillo. Además, el hecho de que el patrón se pegue ayuda mucho y agiliza el trabajo, ya que no hay que estar pendiente de que se mueva , simplemente se pega y te despreocupas.

Como os digo, los pasos a seguir son muy pocos y sencillos. Elegimos el material sobre el que queremos bordar, el lugar en el que lo vamos a hacer y pegamos el patrón. Es como una pegatina por lo que no tenemos que utilizar ni plancha ni nada para que fije.

IMG_5885

Una vez lo tenemos pegado, simplemente, comenzamos a bordar siguiendo el patrón.

El kit viene ya con la aguja e hilo. A mi el hilo con el que viene creo que ha sido lo que más me ha gustado… viene hilo de sobrá para realizar el patrón por lo que no tienes que andar con mucho cuidado a la hora de los sobrantes y demás.

Yo os recomiendo hacer primero todo lo de un color y después el resto. En mi caso comencé por el verde y terminé con el amarillo.

Como consejo: hay que tener cuidado con la tensión del hilo. Yo estoy acostumbrada a bordar con bastidor y la verdad es que a mi me ha costado un poco controlar eso, pero en cuanto lo llevas probando un ratito pillas bien la tensión y de este modo evitas que se te queden fruncidos.

Una vez lo tenemos terminado, llegamos al proceso final. Toca eliminar el papel con el patrón, para ello sumergimos la camiseta en agua fria y de este modo el papel se disuelve sin quedar ningún resto sobre el tejido.

Si vemos que queda algún resto simplemente con frotarle la mano sale. La verdad es que es una forma muy cómoda. Vale, hay quien me ha dicho que ya no puedes reutilizar el patrón.. pero la verdad es que está bastante bien. Si lo que quieres es utilizarlo más veces, siempre puedes copiarlo sobre la tela con rotulador y después eliminarlo con agua.

Yo como soy un poco maniática, una vez la dejé secar y comprobé que se había quedado perfecta, la lavé y planché y lista para usar!!

Y más feliz que una perdíz con mi camiseta nueva!

IMG_0529

Besacos a puñaos!!!

Transformando una vieja camiseta en una Totebag

Hoy os traigo un proyecto rápido de esos que me encantan. El otro día estuve en casa de mi madre y comenzó a sacar ropa mía de hace ya algunos ellos (por desgracia en muchas de estas prendas ya no entro…). Y entre todas las cosas que me sacó, apareció una camiseta de mi época de estudiante a la que le tenía mucho cariño.

Mi madre, en su afán por vaciar armarios, estaba empecinada en tirarla, pero a mi me pudo más la nostalgia y decidí guardármela (a pesar de, como os he comentado, no entrar ni de lejos en la camiseta) y reciclarla dándole una segunda vida.

20160503_114137

A mi la camiseta me encanta, y con ella viví muchas «juergas» universitarias, y no creo que debiera acabar en la basura. Además el dibujo que lleva me gusta mucho…vamos, que como os digo la nostalgia fue más fuerte que yo. Por eso, decidí transformarla en una Totebag (que tampoco tengo ninguna, que va) para llevar los ovillos este verano a la playa y la piscina.

Es un proceso súper fácil y es una manera de prolongar la vida de esas camisetas que nos gustan mucho pero ya no nos podemos poner.

El primer paso es cortar las mangas y el cuello, que de este modo pasarán a ser las asas y la boca de nuestra totebag.

Yo las he cortado justo por debajo de la costura, para que cedan un poco, y también porque quedan con un toque un poco mas grunge que me encanta. Si lo preferís, también podéis hacerle un dobladillo, o ponerle un bies o cinta para decorar.

El siguiente paso es hacer la base del bolso, para ello, le damos la vuelta a la camiseta y la cosemos por la costura inferior, es decir por la parte de abajo. Se puede coser a mano o a máquina, yo en mi caso elegí la máquina de coser.

Como podéis ver en la foto, se aprecia mi poco estilo para coser, menos mal que en este proyecto después no se aprecian los fallos. Yo he cosido justo por encima del dobladillo de la camiseta, para así dar un poco mas de base y consistencia.

20160503_121113

Veis, en el resultado final no se aprecia nada de mi torpeza, jijiji.

Un proyecto súper rápido y fácil y con el que en menos de 5 minutos, le das una segunda vida a esa camiseta que tanto te gusta.

20160503_121403

Alguna lo habíais hecho ya antes?? cómo recicláis esas prendas de ropa viejas de las que no os queréis desprender??

Besacos a puñaos!!!

Buscar