Etiqueta: pintura

Wabi-Sabi, la belleza de la imperfección

Wabi-sabi (侘・寂) es un término japonés que describe «la belleza de la imperfección». Este punto de vista está muy presente en la sociedad japonesa: en forma de elementos de aspecto natural o rústico que aparecen en los objetos cotidianos o en algunos elementos arquitectónicos.

El wabi-sabi combina el minimalismo, con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza.

Hoy me paso por aquí, además de para dejaros esta breve definición del concepto, para poder mostraros cómo aplicar esta pintura y conseguir este fantástico efecto imperfecto en vuestras paredes.

Como podéis ver en el vídeo es muy fácil, y lo mejor de todo? que no hace falta ser un experto pintor ni tener una buena técnica para aplicarla, sino todo lo contrario.

Para aplicarla lo único que necesitamos es aplicar brochazos en dos direcciones, éste es el secreto para que quede perfecto. Pero os lo detallo todo un poco más.

Esta es una pintura mineral (algo similar a la cal) y lo mejor de todo es que a penas huele y tiene un secado muy rápido. Tal y como se ve en las imágenes, es un tipo de pintura muy muy espesa -del estilo de cuando amasamos cemento- por ello es importante la dilución que hagamos en agua para su aplicación.

Para la primera capa (para conseguir el acabado tenemos que aplicar dos) diluimos un 60% de pintura, con un 40% de agua y mezclamos bien.

Para comenzar a aplicarla, tan solo necesitamos un pincel plano o paletina y comenzamos a pintar dando brochazos en dos direcciones, como si hiciéramos cruces.

Una vez tenemos aplicada la primera capa, creamos la segunda disolución en agua y damos una segunda mano de pintura.

Los porcentajes para esta nueva disolución son:

Con la primera capa de pintura totalmente seca, y esta segunda dilución en agua bien removida, podemos comenzar a aplicar una segunda pasada de pintura wabi-sabi sobre la superficie.

En el caso de esta segunda capa, la pintura es mucho más espesa y por lo tanto es lo que nos va a ayudar, ademas de aplicar mayor color, a conseguir el efecto de textura deseado.

Ahora tan solo queda dejar secar bien y listo!

En muy poco tiempo y sin ninguna técnica especial, podemos dar a cualquier habitación de la casa un toque especial y personal con esta pintura.

Yo reconozco que cada vez me gusta más y tengo claro que en la próxima reforma de la casa, alguna de las paredes tendrá este acabado.

Besacos a puñaos!

Transformando una bandeja con stencil y Finish glass

Os gustan los mandalas? a mi me encantan, y además me relaja muchísimo pintarlos. Por eso, para este DIY hemos utilizado un stencil con un mandala para darle personalidad a una bandeja de madera. Lo vemos?

Para mi, este DIY es uno de esos relajantes y que hago en días en los que estoy muy agobiada y necesito despejarme. Me ayuda a dejar de pensar y concentrarme solo en lo que estoy haciendo.

Pero, vamos con los materiales!

DIY BANDEJA CHALK PAINT FINISH GLASS.00_00_07_26.Imagen fija003

-Bandeja de Madera

Stencil de mandala

-Pinceles y pinceles de starcir

-cinta de carrocero/adhesivo removible

-Distintos colores de Chalk Paint de Pinturas la Pajarita

Barniz Finish glass de Pinturas la Pajarita

El primer paso ha sido pintar toda la bandeja en un solo color, para así después darle todo el protagonismo al mandala, el color que nosotros hemos elegido es el Midnight blue. Con una sola capa de pintura ha quedado perfecto.

 
 

Una vez seca la bandeja, podemos comenzar a pintar el mandala. Para ello, fijamos correctamente el stencil. Lo podemos hacer con cinta de carrocero, o con adhesivo removible. En el caso de plantillas como esta, con tanto detalle, yo os recomiedo el adhesivo removible ya que fija perfectamente el stencil.

 
 

Los colores que hemos elegido para el stencil son: peach, azul cristal y dijon. Y hemos pintado todo el stencil alternándolos para crear un efecto más colorido.

 
 

Ahora toca levantar el stencil y ver el resultado. Cómo quedará?

 
 

Este dibujo, al llevar muy poca pintura, está seco en a penas unos minutos y por lo tanto podemos comenzar con el barniz Finish Glass. Un barniz que, por si no lo conocéis, consigue un efecto vitrificado espectacular y que además no modifica nada el color original.

Para aplicarlo tenemos que mezclar sus dos componentes (dos partes del bote A por una del B).

 
 

Una vez hemos añadido los dos componentes al vaso medidor, lo mezclamos bien con un palito de madera y lo vertemos sobre la superficie, en nuestro caso el fondo de la bandeja de madera.

 
 

Este barniz es brutal, es autonivelante, lo que significa que el solo se va expandiendo muy poco a poco cubriendo toda la superficie.

DIY BANDEJA CHALK PAINT FINISH GLASS.00_01_18_05.Imagen fija035

Si bien es cierto que el tiempo de secado es algo lento (para poder moverlo tenemos que esperar 8h) el acabado final es brutal.

DIY BANDEJA CHALK PAINT FINISH GLASS.00_01_20_28.Imagen fija036

Debemos tener cuidado y dejarlo secar en un lugar completamente plano y nivelado para que el producto se reparta correctamente, así como en un lugar en el que no le pueda caer nada encima para que no nos quede dentro del producto.

Una vez ha pasado el tiempo de secado… ya tenemos lista nuestra bandeja!

DIY BANDEJA CHALK PAINT FINISH GLASS.00_00_02_01.Imagen fija001

Os dejo el AQUÍ el enlace a una cajita que también hicimos con este barniz para que tengáis más ideas.

Besacos a puñaos!!!

 

M A R M O L A D O

Hace ya bastante tiempo que no os dejo por aquí un post de técnica. En este caso os traemos un breve vídeo para aprender a hacer marmolado. Una técnica que todo el mundo que la ve por primera vez alucina con ella y no puede evitar probarla.
En este caso, te enseñamos a hacerla con pintura en spray de Novasol, en concreto con la gama Basic.

A qué es sencillo? os hago  un pequeño resumen. Tan solo necesitamos:
-Una cubeta
-Agua
-Pintura en spray
-Un palito para mezclar
-Una taza, o el objeto que deseemos marmolar
DSC_2250_re
Y el paso a paso, rapidísimo! Llenamos la cubeta de agua y aplicamos los sprays de los colores que deseemos, no es necesaria mucha cantidad. Lo ideal es mezclar un poquito con un palito para conseguir mayor efecto marmlado. Y ya solo queda sumergir el objeto para que nos quede con el efecto que queremos!
Recordad dejarlo secar bien y ya está terminado.
El truco? en la cubeta tenemos agua, y la pintura que utilizamos lleva disolvente, por lo tanto, al aplicarla sobre el agua, no se mezcla sino que flota y nos permite conseguir este colorido efecto.
Ahora sí que sí! a decorar todo con esta técnica!!!
 
Besacos a puñaos!
 

Buscar