Redecorando en casa. Nuestra experiencia con Posterlounge

Uno de nuestros propósitos para 2019 es continuar arreglando la casa y que esté un poco más bonita. Por ahora parece que lo vamos consiguiendo ya que hemos comenzado a hacer pequeños cambios.

En este caso lo primero que hemos hecho ha sido añadir un nuevo toque a la casa gracias a los cuadros de Posterlounge. Una empresa alemana en la que puedes encontrar láminas y láminas de todos los estilos impresas sobre diferentes superficies.

Nosotros hemos elegido láminas para tres lugares distintos de la casa: El baño de invitados, la escalera y el salón.

Además, elegirlas fue muy fácil, en su web puedes ver las distintas láminas agrupadas por estilos o espacios en las que colocarlas con lo que es intuitivo, y además, el envío tardó menos de lo esperado! 🙂 

Si os soy sincera, cuando vimos que se podían imprimir las láminas sobre madera no nos pudimos resistir!!! bueno, menos en el del baño de invitados 🙂

Al ser de madera no pesan nada, y por ello los hemos podido colocar sobre la pared sin necesidad de hacer agujeros (cosa que me encanta).

Como veis en la foto, lo que hemos hecho ha sido colgarlos con estas miniperchitas adhesivas. Las podéis encontrar en cientos de sitios y aguantan perfectamente el peso de estos cuadros.

Este que veis en la imagen de eucalipto es el que hemos puesto en la escalera (ahora veréis que mi obsesión por el urban junggle continúa).

Las láminas ya vienen preparadas con los agujeros para colgar, por lo que es muy fácil ponerlos.

Nosotros hemos introducido las perchitas y al mismo tiempo, para evitar que se muevan, los hemos reforzado con cinta washi de Miarco para que no se muevan y queden más fijos.

De este modo, las perchitas no se moverán cuando hagamos fuerza al colocarlas sobre la pared.

Ahora tan solo tenemos que retirar el protector del adhesivo para colocar la lámina sobre el lugar deseado.

Presentamos el cuadro sobre la superficie en la que lo vamos a colocar y presionamos para que quede bien pegado y no se mueva.

Como os decía, tenemos que presionar bien para que se adhiera bien a la pared. Lo mejor de este tipo de sujeción es que al retirarlos no dejan marca en la pared, por si decidimos cambiar la lámina de sitio dentro de un tiempo.

Pero bueno, a lo que he venido aquí yo hoy. Mirad que bonito queda el cuadro de eucalipto en la escalera!!!

Después de pintar y darle un nuevo aire a la escalera, esta columna -que es lo primero que ves cuando miras la escalera- se nos quedaba un poco sosa y ahora con el cuadrito la verdad es que queda genial!

El tamaño es más bien pequeño pero para el lugar que es lo elegimos así ya que nos encajaba perfectamente.

Del mismo modo (y también de plantas) hemos elegido tres cuadros más grandes para hacer una composición. También están impresos en madera y por supuesto los hemos colocado del mismo modo que este que os acabo de mostrar pero en este caso en el salón.

¿Veis porqué os decía que continúa mi obsesión por el Urban Junggle?

Vale, nuestro salón todavía le queda mucho, pero oye, de lo que era a lo que es, no veáis lo que ha cambiado.

Pero bueno que me descentro. Las láminas quedan genial, son super fáciles de colocar, y todavía no nos he dicho nada de la impresión, que es genial. Se ve muy bien, muy nítida y los colores son geniales.

Antes de enseñaros la lámina del baño de invitados, os dejo algún detalle más de estos cuadros de madera.

Al colocarlos de esta forma quedan muy pegaditos a la pared y no se mueven nada, por lo que no hay riesgo de que se caigan .

Y por último os enseño una lámina que elegimos para el baño de invitados. Es el baño que tenemos en el salón del patio (o lo que nosotros llamamos la casa chica XD) y es donde generalmente hacemos las cenas con amigos y demás, por eso lo de llamarlo baño de invitados.

Para este lugar elegimos una lámina más desenfadada y divertida impresa en este caso en plexi-alu. Queda como una especie de placa satinada en la que los colores se aprecian perfectamente.

En este caso también la hemos pegado sobre los azulejos, pero con la cinta de doble cara de Ceys. Al igual que en los anteriores casos, la lámina pesa muy poco por lo que nos permite pegarla sin problema y aguanta perfectamente.

Cortamos unos trozos de cinta y los pegamos por una de las caras sobre el lugar donde vayamos a pegar el cuadro. Retiramos el protector del otro lado, y fijamos con fuerza la lámina para que se pegue bien.

Y listo! en a penas un minuto hemos pegado nuestra nueva lámina.

Muy poco a poco pero parece que le vamos añadiendo algo de color a la casa. Este año va a ser el año del cambio radical, ya veréis.

Muchas gracias a Posterlounge por las láminas y por dejarnos tiempo para elegir pensar, y preguntar sobre las diferentes superficies, las diferentes láminas… estamos encantados con como ha quedado todo!! y nos encantan!!!

Ahora creo que tengo que hacer un nuevo pedido para complementar estos y para algunos rincones de casa en los que creo que nos falta algo… seguiremos informando!

Besacos a puñaos!!!

B L U E M O N D A Y. El lunes más azul del año

Hoy es Blue Monday, desde 2005 conocido como el lunes más triste del año. Esta teoría se le ocurrió a un investigador de la Universidad de Cardiff, quien, con una fórmula matemática, averiguó que el tercer lunes de enero es el más «deprimente» del año.

Al mismo tiempo, hay expertos que desmienten esta teoría y argumentan que no hay motivos para que este lunes sea más triste que cualquier otro y que todo esto no es más que sugestión.

Nosotros estamos más de acuerdo con esta segunda teoría y por ello hoy os traemos un minidiy (todo en tonos azules) para superar este lunes -sea el más triste o no-.

Y para combatirla, qué mejor que llenarlo todo de color! por eso hemos cogido esta mini maceta que teníamos por casa de Ikea, y la vamos a marmolar, así de fácil y así de resultón.

Tan solo necesitamos una cubeta con agua, sprays de diferentes colores, y el objeto que deseemos marmolar.

En nuestro caso, al ser un cubo galvanizado, previamente lo hemos pintado con spray blanco para que después el efecto sea más intenso.

Sí, utilizamos la bandeja giratoria de Ikea para pintar 🙂

Una vez seca esta capa de pintura nos ponemos manos a la obra. El primer paso, llenar la cubeta de agua.

Ahora pintamos sobre el agua (sí, sobre el agua). Hemos elegido los tonos de azul como homenaje a este «Blue Monday» y porque es mi color preferido 😛

Para conseguir diferentes efectos podéis remover el agua haciendo así que los diferentes colores de pintura se mezclen, de este modo, se consigue mayor efecto marmolado.

Y una vez todo está mezclado… ya solo nos queda sumergir el objeto que queremos marmolar, en nuestro caso, la mini maceta de Ikea…

Con solo introducirlo es suficiente. En nuestro caso la parte superior quedará en blanco ya que no lo hemos sumergido en la cubeta por completo. Y ya está! tan sencillo como esto. Mirad qué resultado!:

A mí es un acabado que me encanta y super fácil de conseguir con la pintura en spray.

Y si os animáis a hacer vuestro propio marmolado en tonos azules estáis de suerte. Con motivo del Blue Monday nuestros amigos de Pintyplus están de sorteo. Un lote de sprays azules valorado en más de 100€.

Para participar tenéis que:
• Seguir @pintyplus_oficial
• Dar like a la publicación del 21/01/19 en Instagram
• Dos menciones en comentarios 
Las bases las podréis encontrar en Shakingcolors

Por si no os ha quedado muy claro como hacer el marmolado, os dejo un breve vídeo en el que os mostramos como hacerlo.

Y ahora sí! listo! Con muy poco podemos customizar cualquier objeto y darle un nuevo aire en a penas unos minutos. Mirad que bonita ha quedado la vela también.

Besacos a puñaos!!!

DIY Cartel de madera con Transfer

Como sabéis, este año las chicas de Hanbox decidieron hacer ruido y celebrar, junto a toda la comunidad, el Día del DIY. Además de mucho DIY también lanzaron un concurso entre toda la gente de la comunidad en el que podías ganar un taller en casa con uno de los bloggers de la comunidad.

Las ganadoras de este concurso fueron las chicas de Smelly Crafts, y los encargados de ir a su casa a impartir el taller nada más y nada menos que nosotros.

El taller: un cartel de madera personalizado con tranfer, decoupage y chalk paint.

Esta es la propuesta que nosotros llevamos como ejemplo al taller. Pero vamos a ver el paso a paso por si os animáis a hacer el vuestro.

Comenzamos con los materiales:

El primer paso es hacer cuatro agujeros en la madera con el taladro. Nosotros los hicimos a unos 5 cm de las esquinas.

Después, dividimos la madera en tres zonas delimitándolas con cinta washi de Miarco. La primera de las zonas irá pintada con chalk paint en Spray de Novasol; la segunda con Transfer Directo de Pinturas La Pajarita; y la tercera de ellas con Decuupage.

Una vez tenemos las tres zonas marcadas con la cinta, el primer paso es comenzar a pintar con la chalk en spray. Para ello, ademas de la cinta, cubrimos con un trozo de papel el resto de la madera. El primer color que hemos utilizado es el vede menta.

Recordad que para pintar con spray siempre os recomendamos pintar en perpendicular a la superficie y más o menos a unos 15 cm de distancia para que quede perfecto.

También es importante agitar bien el bote antes de comenzar a pintar, por supuesto 🙂

Al mismo tiempo hemos pintado también las bolas decorativas de madera que pondremos más tarde junto con la cuerda.

Una vez hemos dejado secar (con 10 min. es suficiente) retiramos la cinta y el papel para poder continuar con el resto.

La cinta washi de Miarco es ideal para que las líneas queden perfectas (os la super recomiendo) mirad:

A continuación, del mismo modo que lo hemos hecho antes, pintamos el otro extremo de la madera -donde haremos el decoupage- de color blanco.

Este es un consejo que siempre os doy para hacer el decoupage ya que si pintamos el fondo de blanco los colores de la servilleta se verán mucho mejor y más intensos.

A continuación -y una vez hemos dejado secar bien la pintura- comenzamos con el decoupage; una de mis técnicas preferidas. Como siempre os digo, es muy fácil y podéis aprender a hacerlo en a penas un minuto:

Tan solo tenemos que separar por capas la servilleta y quedarnos solo con la capa de color (normalmente las servilletas suelen llevar 3 capas).

Aplicamos una fina capa de cola para decoupage por toda la zona deseada, en este caso, toda la zona que anteriormente hemos pintado de blanco.

Con la cola bien repartida, es el momento de colocar la servilleta. Debemos tener cuidado de que no se nos rompa, ya que es muy finita. Con ayuda de los dedos comprobamos que está correctamente pegada por toda la zona.

Es el momento de aplicar una segunda capa de cola para decoupage por encima de la servilleta, de este modo la protegemos y nos aseguramos que queda perfectamente pegada. Además, esta segunda capa también nos puede servir como barniz.

Para eliminar los bordes sobrantes de servilleta por la madera, y tal y como habéis visto en el vídeo, los retiramos lijándolos con una lima de las uñas. De este modo quedan perfectos 😉

Ahora llega para mí, uno de los momentos más divertidos: hacer el transfer directo con el rotu y las imágenes de Pinturas la Pajarita. Es muy fácil y rápido y en nada personalizamos la superficie que deseemos. Si todavía no sabes hacerlo, mira este breve vídeo.

Seleccionamos las imágenes y las colocamos sobre la madera. Las sujetamos con un poco de cinta y pasamos el rotulador por encima de ellas ( con solo una vez es suficiente).

Con el depresor, rascamos por toda la imagen -por donde no rasquemos no se trasnferirá la imagen-. Debemos asegurarnos de rascar por toda la imagen para que la trasnsferencia quede perfecta.

Una opción que nos ofrece este transfer, y que a mi me encanta, es que podemos superponer imágenes, es decir, hacer una transferencia encima de otra que habíamos hecho previamente.

Ya casi tenemos nuestro cartel personalizado. Tan solo nos queda añadirle el cordón de palomar para colgar y unos tassels decorativos.

¿De verdad no sabes hacer tassels? es otra de las técnicas super fáciles que aplicamos en este cartel de madera.

Quienes me conocéis sabéis que soy muy fan de las borlas y pompones en decoración. Me parecen un elemento muy fácil (y barato) y que siempre nos puede venir bien para añadir un toque de color o dar un poco de personalidad a un objeto.

Además, hacerlos es muy fácil y nos viene muy bien para utilizar esos restos de lana que tenemos por casa.

Una vez tenemos las borlas terminadas, ya solo nos queda anudarlas en los dos agujeros inferiores de nuestra tabla de madera.

A continuación, pasamos también por los agujeros la cuerda de palomar junto con las bolas de madera para poder colgar nuestro cartel de madera.

Y listo! Ya tenemos nuestro cartel personalizado terminado!

De este modo podemos aprovechar restos de madera que tengamos por casa y darle un toque personal a pequeños rincones.

Nosotros lo hemos puesto en el patio, en nuestro rincón de los cactus. Os pondré una foto en Instagram para que veáis como queda 😉

Y antes de despedirme hoy. Dar las gracias de nuevo a Handbox por confiar en nosotros para este taller y a Smelly Crafts por abrirnos las puertas de su casa y tratarnos tan tan bien!

Que se me olvidaba! os dejo el vídeo del paso a paso, que se que son muchos ;p

Besacos a puñaos!!!

Buscar