DIY Tapiz decorativo de San Valentín

Se acerca el (para algunos) día más romántico del año, y por supuesto algo teníamos que hacer para inspiraros para ese día.

Como sabéis este año algunos regalos de reyes se adelantaron y nos llegó a casa una Misskuty de Innspiro.

Por supuesto nos moríamos de ganas por probarla y tras varias pruebas con los troqueles y con distintos materiales decidimos enseñaros como funciona con un mini tuto para San Valentín.

Lo vemos??

Nuestra idea es crear un mini tapiz para decorar esa cena o momento especial el 14 de febrero.

Los materiales son muy sencillos:

En a penas 20 minutos podremos tener nuestro tapiz repleto de corazones listo para colgar.

Gracias a Misskuty y sus troqueles podemos cortar los corazones de manera rápida y precisa, y con la ayuda de la pistola de silicona colocarlos de la manera deseada en un santiamén.

Como os decía, el material de nuestros corazones es fieltro, ya que con los troqueles gruesos podéis cortar desde papel hasta tela sin ningún problema.

Los colores elegidos han sido tonos azules para dar así un aire distinto y salirnos del típico rojo. Pero vamos manos a la obra:

Cortar con este tipo de troqueles es muy muy sencillo. Tan solo tenemos que poner sobre la base de corte el fieltro, colocamos encima el troquel y el adaptador.

A continuación, ponemos la máquina en la posición «Diecut» para cortar.

Ahora tan solo tenemos que colocarlo todo sobre la Misskuty y a darle a la manivela!!! XD sin hacer a penas fuerza lo tenemos todo cortado.

Y mirad que bien quedan!!

Ahora repetimos el proceso con los diferentes colores de fieltro que deseamos utilizar.

Una vez tenemos todos los corazones que necesitamos cortados, es el momento de darle forma a nuestro tapiz. Para ello nos vamos a ayudar de la pistola de silicona.

Cortamos 5 trozos de hilo de la misma medida, en nuestro caso son de unos 25 cm.

Una vez los tenemos cortados, con la ayuda de la pistola de silicona caliente los pegamos a nuestra «barra» de madera que será el soporte de nuestro tapiz.

Con los hilos colocados, vamos colocando los corazones. En nuestro caso hemos ido alternando los diferentes colores y formas de estos.

Vamos repitiendo este proceso hasta completar con todos los corazones.

Ahora tan solo nos queda eliminar el sobrante de hilo que nos pueda quedar en la parte inferior.

Con unas velitas y unos pétalos, ya podemos tener la decoración para nuestro momento especial en el día de San Valentín.

Que tengáis un muy feliz y amoroso día de San Valentín.

Besacos a puñaos!!!

DIY reloj con falso patchwork

Uno de los últimos talleres de 2019 fue este reloj con mini hexágonos que tanto triunfó. Y a pesar de que ya ha pasado algún tiempo, todavía teníamos pendiente dejaros por aquí el paso a paso.

Hay veces en las que nos pilla el toro, es cierto. Pero si os prometimos que subiríamos el tuto, lo hacemos 😉

Y aquí está la prueba:

Vamos a ello!!! veamos los materiales:

El primer paso es cortar con gomaeva piezas iguales que las que tenemos de madera. Ello nos ayudará a conseguir un «acolchado» muy similar al que se consigue en patchwork y de un modo muy muy fácil.

Con estas piezas cortadas, ya podemos ponernos manos a la obra para comenzar a crear nuestro reloj.

Vamos a forrar nuestras piezas con las diferentes telas de colores. Para ello nos ayudaremos de una grapadora para que la tela quede bien tensa y consigamos de este modo el efecto deseado.

Tal y como se ve en las fotos, colocaremos primero la tela, después la gomaeva y por último la madera para comenzar de este modo a forrarlas.

La grapadora que nosotros hemos usado es de Salki, al ser eléctrica es muy cómoda y no es necesario hacer fuerza para grapar, pero si tenéis una de las manuales también la podéis usar sin problema, el resultado será el mismo.

La técnica que vamos a emplear es muy similar a la que se utiliza cuando se tapiza pero en este caso a muy pequeña escala. Iremos grapando siempre lados opuestos para que la tela quede con la misma tensión por todos los lados y sin arrugas raras.

Si no tenemos grapadora, también lo podemos hacer con la pistola de silicona caliente.

De este modo lo hacemos en todas las piezas, pero… Atención! en una de ellas debemos hacer un agujero por el que introduciremos el mecanismo del reloj.

Para ello, marcamos el centro en una de las piezas.

Y con el taladro y una broca de madera hacemos un agujero.

Ahora sí, podemos forrar esta pieza del mismo modo que lo hicimos con las anteriores.

En el caso de esta pieza, al tener el agujero, debemos abrirlo también en la tela y la goma, para ello nos ayudamos con un lápiz.

Por el trasero de la pieza, abrimos la tela hasta ver el agujero y lo atravesamos con el lápiz de modo que abramos la gomaeva y la tela.

Y listo! esta será la pieza en la que colocaremos el mecanismo del reloj.

Ahora nos toca, para mí, la parte más importante, y la que más cuesta, decidir la forma de nuestro reloj!

En los talleres siempre digo que el momento en el que decidimos como queremos que quede nuestro proyecto es el más importante y por ello es en el que más tiempo debemos emplear.

Yo os recomiendo que, en este caso, juguéis con las piezas probando formas y combinaciones de telas.

Una vez hemos decidido la forma de nuestro reloj, comenzamos a unir las piezas entre sí por la tarde de atrás con la grapadora.

Tal y como os mostramos en las fotos, os recomendamos que unáis cada uno de los lados con, al menos, un par de grapas para que quede bien sujeto y las piezas no se muevan.

Con las piezas unidas entre sí, es el momento de colocar el mecanismo del reloj. Los nuestros son de Innspiro. Nos gusta el diseño de las saetas rectas y sencillas.

Para montar el mecanismo, os recomendamos siempre seguir las instrucciones del fabricante. Es muy sencillo de montar ya que tan solo tendremos que colocar las piezas en orden y sujetarlas bien.

Y por fin! ya tenemos listo nuestro reloj, tan solo nos queda colocarlo en el lugar deseado 🙂

Qué os parece, os animáis a hacerlo??

Besacos a puñaos!!!

DIY Adornos navideños con pasta de modelar

Seguimos con nuestro subidón navideño. En este caso, y como recurso de última hora handmade, os traemos estos adornos navideños de pasta de modelar.

Nos ponemos manos a la obra? vamos a ver los materiales:

Este diy es ideal también para hacerlo con niños, ya que ellos pueden disfrutar amasando, pintando, e incluso dando las formas deseadas a las figuritas sin necesidad de moldes.

Aunque nosotros, para ponerlos las cosas un poco más fáciles, vamos a utilizar cortapastas.

Para comenzar tenemos que darle forma a la pasta de modelar. Nosotros hemos usado la de secado rápido de SIO Plus, que la podéis encontrar a muy buen precio en Milbby.

Con un pequeño trozo os saldrán varios adornos.

Una vez tenemos una bola hecha, comenzamos a amasar con un rodillo.

Cuando tengamos la pasta estirada, y con un grosor de unos 3-4 mm, podemos comenzar a cortarlas con el cortapastas.

Una vez hemos cortado las figuras, con la pasta sobrante, hacemos una bola de nuevo para poder aprovechar estos restos y cortar más adornos navideños.

Antes de que sequen, con un palito les hacemos el agujero por el que después pasaremos el cordón para poder colgarlos. Es importante que repasemos que el agujero queda bien marcado.

Y ahora si, llega el momento de dejar la pasta secar. A pesar de que podemos acelerar el proceso con un secador, yo os recomiendo que la dejéis secar al aire, el acabado será mucho mejor y de este modo, evitaremos que se nos quiebre al no tener el secado correcto o que se nos combe.

Una vez está la pasta seca, podemos comenzar a pintar y decorar nuestros adornos navideños al gusto.

Con la pintura ya seca, tan solo nos queda añadirles el cordón para poder colgarlos.

Y ahora si, con nuestros adornos listos, nos queda colocarlos en el árbol, en los pomos de las puertas o donde más nos gusten para decorar nuestra casa, o incluso para regalarlos! Ya que podemos escribir sobre ellos y emplearlos también para felicitar estos días.

Os animáis con ellos?

Besacos a puñaos!