Categoría: Craft

DIY platos decorados con rotuladores Pentel

¿Lettering? Sí, eso de dibujar letras bonitas que nos encanta y que la gente dice que con un poco de práctica es fácil. Sí, eso que a nosotros, por mucho que practiquemos no se nos da bien (al menos a mi, Raúl tiene más gracia que yo para esto).

Pues por ahí venía encaminado el último reto que nos propusieron las chicas de Handbox, en esta ocasión de la mano de la archiconocida marca de rotutaldores: Pentel.

Tengo que decir que soy una loca de los productos de papelería, y que cada vez que paso por una papelería bonita, algo pico. Por lo que, que nos llegara a casa un paquete lleno de rotus, a mi me hizo una ilusión loca.

Ahora, después de la emoción, llegaba la segunda parte: pensar en el proyecto, con algo de lo que no tenemos ni idea.

Tras probar los rotus y darle mil vueltas, nos decidimos por decorar unos platos de cartón -sí, de cartón- para poder utilizarlos en una fiesta como decoración. Y como son muy baratitos, los podemos cambiar siempre que deseemos.

¿Lo vemos?

Como podéis ver en el vídeo hemos intentado decorarlos con diferentes motivos. Muy sencillos eso sí, porque el lettering no es lo nuestro, pero lo de dibujar, tampoco!.

Hemos pintado unas banderitas, unos cactus…

Y todo ello con a penas materiales.

Vamos, que en nada de tiempo podemos personalizar la deco de casa, bien sea para una fiesta o un momento especial, o por ejemplo para darle un toque distinto dependiendo de la temporada.

Para colocarlos en la pared tan solo hemos utilizado un poco de cinta de doble cara de Ceys (que lo aguanta todo) y los hemos pegado haciendo un poco de presión.

Y ahora sí, ya los tenemos listos!

Si te gusta nuestro proyecto, puedes votarlo en el perfil de instagram de Pentel, y al mismo tiempo, ver los super proyectos que se han presentado para este desafío y votarlos también.

Besacos a puñaos!

DIY San Valentín. Decorando un marco de fotos con pasta 3D de colores

Que sí, que todos los años os digo que nosotros no somos muy de San Valentín pero siempre terminamos haciendo algo, y no porque lo celebremos, eh?!.

El caso, que como siempre, este año no sabíamos que hacer, y al final más que el DIY se nos ocurrió la técnica que nos apetecía usar y la adaptamos a un proyecto (sí, somos así de románticos 😉 )

La propuesta que os traemos este año es muy fácil y rápida de hacer -por eso de que siempre os la enseñamos a última hora- y ya veréis como os animáis a hacerla seguro: Un marco de fotos decorado con pasta 3D en colores mate.

Los materiales son muy fáciles de encontrar, además este proyecto es ideal para poder utilizar los restos de pintura que tenemos por casa.

El primer paso es pintar el marco de un color base, nosotros hemos elegido el blanco, ya que queremos que sean las figuras que pondremos después las que destaquen.

La pintura Matt tiene un tiempo de secado muy rápido (similar a la chalk) por lo que mientras que se seca, podemos ir comenzando a hacer la mezcla de gesso con los colores que hemos elegido para los detalles con el stencil.

Efectivamente, la base de nuestra pasta 3D es gesso extradenso también de Pinturas La Pajarita. Nos da el acabado de la pasta 3D y lo bueno es que lo podemos mezclar con cualquier pintura al agua para darle el color que deseemos.

Nosotros hemos elegido la pintura Matt por los colores intensos que tiene y por el acabado mate.

Realizar la mezcla es muy sencillo. Tan solo tenemos que aplicar una pequeña cantidad de gesso y mezclar con la misma cantidad de la pintura que hayamos elegido.

De este modo conseguimos que la pasta gesso sea de los colores que nosotros deseamos. Por esto os comentaba que este proyecto es ideal para utilizar restos de pintura que tengamos por casa.

A continuación, preparamos el stencil para usarlo. Para ello le aplicamos un poco de adhesivo removible en spray de Novasol Spray por el reverso.

Es necesario que lo dejemos secar unos segundos antes de colocarlo en el lugar que deseemos.

Una vez hemos dejado pasar este tiempo, lo colocamos sobre la superficie deseada y presionamos bien para que quede bien pegado por todos los lados.

Un consejo: A pesar de pegar el stencil, os recomiendo que también lo fijéis con un poco de cinta de papel al mismo tiempo que también es recomendable tapar los dibujos cercanos al seleccionado para que no pueda entrar pintura.

Y ahora sí, comenzamos a aplicar la pasta. Para ello nos ayudamos de una paletina para poder extenderla mejor. Lo ideal es ir extendiendo una pequeña cantidad para así y repartiéndola con cuidado.

La extendemos bien por toda la imagen, y una vez está bien repartida, podemos retirar el stencil.

A continuación, repetimos el proceso con el resto de colores e imágenes que queremos usar en la decoración de nuestro marco.

Es muy fácil hacerlo, tan solo tenemos que tener cuidado al aplicar la pasta para que la imagen nos quede perfecta.

De todos modos, si por casualidad nos equivocamos, una ventaja que tiene esta pasta es que es al agua, por lo que si nos damos cuenta enseguida del error, lo podemos retirar con una toallita húmeda y hacerlo de nuevo (nadie notará el error 😉 )

Y ya está, lo dejamos secar bien antes de manipularlo (tarda en secar un poquito más que la pintura) y listo. Tan solo nos queda poner la foto que deseemos y a regalarlo a esa persona especial!

Qué paséis un maravilloso día de San Valentín!!!

Besacos a puñaos!

DIY cuadro navideño con telas

Hacía ya mucho tiempo que no participábamos en un desafío de Handbox. Hace unas semanas nos propusieron participar en uno de la mano de la conocida marca de telas Ribes y Casals. Y aunque nosotros no somos muy de telas, nos pareció divertido salir de nuestra zona de confort y por supuesto nos animamos a participar.

Qué cual es nuestra propuesta? pues hemos creado ni más ni menos un cuadro con una imagen navideña. Mira: 

La ventaja de este DIY es que lo puedes personalizar al gusto, ya sea con las telas que tienes por casa o con la imagen que más vaya con tu estilo de decoración. Nosotros, como en casa no ponemos mucha decoración navideña y nos gustan mucho los renos nos decantamos por este paisaje con un reno. 

Pero vamos, os muestro con un poco más de detalle el paso a paso.  Primero los materiales

El primer paso es marcar la imagen con un cúter sobre el corcho, o porex. Es importante colocarla y  fijarla bien al corcho para que no se muevas y las figuras queden perfectas.  Nosotros teníamos por casa una placa de poliestireno de la que hemos aprovechado un trozo. Pero también podéis utilizar espuma floral. 

Una vez tenemos toda la imagen bien marcada por el corcho (os recomiendo hacer una buena hendidura para que la tela entre bien) comenzamos a colocar las telas en su lugar.  Para ello nos podemos ayudar con una paletina, tal y como hemos hecho nosotros. 

Tan solo es necesario ir recortando trozos de tela algo más grandes que figura que vamos a cubrir con ella. 

Hay que ir tensando bien la tela para que no nos queden arrugas y al mismo tiempo que para que no se salga de su lugar. 

Si os queda mucho sobrante de tela, lo podéis recortar al ras e introducir el resto en la hendidura. 

También os recomiendo en los extremos, dejar sobrante de tela para después poder cubrir los bordes del corcho con esta misma tela. Otra idea es marcar un «marco» con el cúter que después cubriremos con una tela distinta. 

Una vez tenemos todas las telas colocadas en su sitio, vamos a rematar los bordes. Nosotros hemos pegado por detrás todos los sobrantes con la pistola de silicona caliente. 

Al pegar, tensamos un poco para que la tela no se mueva, y listo!!! Ya tenemos terminado nuestro cuadro con imagen navideña! 

Qué os parece? os gusta? si es así podéis votarlo hasta el día 10 de diciembre en la página de Facebook de Handbox. 

Y ya sabéis con solo unos retales de tela podéis crear un cuadro navideño en tan solo una tarde… 

Besacos a puñaos!!!

Buscar