Etiqueta: ideas

Redecorando en casa. Nuestra experiencia con Posterlounge

Uno de nuestros propósitos para 2019 es continuar arreglando la casa y que esté un poco más bonita. Por ahora parece que lo vamos consiguiendo ya que hemos comenzado a hacer pequeños cambios.

En este caso lo primero que hemos hecho ha sido añadir un nuevo toque a la casa gracias a los cuadros de Posterlounge. Una empresa alemana en la que puedes encontrar láminas y láminas de todos los estilos impresas sobre diferentes superficies.

Nosotros hemos elegido láminas para tres lugares distintos de la casa: El baño de invitados, la escalera y el salón.

Además, elegirlas fue muy fácil, en su web puedes ver las distintas láminas agrupadas por estilos o espacios en las que colocarlas con lo que es intuitivo, y además, el envío tardó menos de lo esperado! 🙂 

Si os soy sincera, cuando vimos que se podían imprimir las láminas sobre madera no nos pudimos resistir!!! bueno, menos en el del baño de invitados 🙂

Al ser de madera no pesan nada, y por ello los hemos podido colocar sobre la pared sin necesidad de hacer agujeros (cosa que me encanta).

Como veis en la foto, lo que hemos hecho ha sido colgarlos con estas miniperchitas adhesivas. Las podéis encontrar en cientos de sitios y aguantan perfectamente el peso de estos cuadros.

Este que veis en la imagen de eucalipto es el que hemos puesto en la escalera (ahora veréis que mi obsesión por el urban junggle continúa).

Las láminas ya vienen preparadas con los agujeros para colgar, por lo que es muy fácil ponerlos.

Nosotros hemos introducido las perchitas y al mismo tiempo, para evitar que se muevan, los hemos reforzado con cinta washi de Miarco para que no se muevan y queden más fijos.

De este modo, las perchitas no se moverán cuando hagamos fuerza al colocarlas sobre la pared.

Ahora tan solo tenemos que retirar el protector del adhesivo para colocar la lámina sobre el lugar deseado.

Presentamos el cuadro sobre la superficie en la que lo vamos a colocar y presionamos para que quede bien pegado y no se mueva.

Como os decía, tenemos que presionar bien para que se adhiera bien a la pared. Lo mejor de este tipo de sujeción es que al retirarlos no dejan marca en la pared, por si decidimos cambiar la lámina de sitio dentro de un tiempo.

Pero bueno, a lo que he venido aquí yo hoy. Mirad que bonito queda el cuadro de eucalipto en la escalera!!!

Después de pintar y darle un nuevo aire a la escalera, esta columna -que es lo primero que ves cuando miras la escalera- se nos quedaba un poco sosa y ahora con el cuadrito la verdad es que queda genial!

El tamaño es más bien pequeño pero para el lugar que es lo elegimos así ya que nos encajaba perfectamente.

Del mismo modo (y también de plantas) hemos elegido tres cuadros más grandes para hacer una composición. También están impresos en madera y por supuesto los hemos colocado del mismo modo que este que os acabo de mostrar pero en este caso en el salón.

¿Veis porqué os decía que continúa mi obsesión por el Urban Junggle?

Vale, nuestro salón todavía le queda mucho, pero oye, de lo que era a lo que es, no veáis lo que ha cambiado.

Pero bueno que me descentro. Las láminas quedan genial, son super fáciles de colocar, y todavía no nos he dicho nada de la impresión, que es genial. Se ve muy bien, muy nítida y los colores son geniales.

Antes de enseñaros la lámina del baño de invitados, os dejo algún detalle más de estos cuadros de madera.

Al colocarlos de esta forma quedan muy pegaditos a la pared y no se mueven nada, por lo que no hay riesgo de que se caigan .

Y por último os enseño una lámina que elegimos para el baño de invitados. Es el baño que tenemos en el salón del patio (o lo que nosotros llamamos la casa chica XD) y es donde generalmente hacemos las cenas con amigos y demás, por eso lo de llamarlo baño de invitados.

Para este lugar elegimos una lámina más desenfadada y divertida impresa en este caso en plexi-alu. Queda como una especie de placa satinada en la que los colores se aprecian perfectamente.

En este caso también la hemos pegado sobre los azulejos, pero con la cinta de doble cara de Ceys. Al igual que en los anteriores casos, la lámina pesa muy poco por lo que nos permite pegarla sin problema y aguanta perfectamente.

Cortamos unos trozos de cinta y los pegamos por una de las caras sobre el lugar donde vayamos a pegar el cuadro. Retiramos el protector del otro lado, y fijamos con fuerza la lámina para que se pegue bien.

Y listo! en a penas un minuto hemos pegado nuestra nueva lámina.

Muy poco a poco pero parece que le vamos añadiendo algo de color a la casa. Este año va a ser el año del cambio radical, ya veréis.

Muchas gracias a Posterlounge por las láminas y por dejarnos tiempo para elegir pensar, y preguntar sobre las diferentes superficies, las diferentes láminas… estamos encantados con como ha quedado todo!! y nos encantan!!!

Ahora creo que tengo que hacer un nuevo pedido para complementar estos y para algunos rincones de casa en los que creo que nos falta algo… seguiremos informando!

Besacos a puñaos!!!

Como decorar con copos metálicos

Conocéis los copos metálicos o metallic flackes?? son una alternativa económica al pan de oro para decoración, y además, son muy muy fáciles de utilizar. 

Yo compré un par de paquetitos hace un tiempo en Tedi y los tenía por casa. Y organizando el taller pensé: «qué mejor momento para llenarlo todo de dorado que en navidad?»

A raiz de esa prueba, nació este mini tuto, para que los conozcáis un poco mejor y veáis lo fáciles que son de utilizar. 

Como véis, yo tengo copos de dos colores (a penas me costaron dos euros cada paquete). Para aplicarlos, vamos a necesitar: cola blanca, un pincel, y pinzas para poder manipularlos con cuidado. 

En nuestro caso, la base sobre la que lo hemos aplicado es sobre un plato y un cuenco de cerámica -ambos están sin esmaltar-. 

Pues sí, es tan fácil como se ve en el vídeo. Lo que más me gusta es que en a penas unos minutos podemos decorar cualquier objeto. 

¿Lo vemos un poco más detallado?

Lo principal es esparcir la cola. Os recomiendo que lo hagáis por zonas y ayudándoos con un pincel. En nuestro caso es de secado rápido y con una cantidad pequeña es suficiente, recordar repartirlo bien para que no queden grumos.

Una vez tenemos la cola blanca extendida comenzamos a pegar los copos. Como os adelantaba antes, es mejor que los manipuléis con pinzas ya que son muy finos y delicados. 

Lo llevamos a la zona en la que lo queremos pegar, nos ayudamos con las pinzas, y con la yema del dedo comprobamos que se queda bien pegado. 

Una vez tenemos una zona lista, con cola aplicamos sobre el resto y continuamos del mismo modo. 

Repetimos el proceso hasta cubrir con los copos la zona deseada, y… tachán!!!! 

Ya tenemos el plato listo. En nuestro caso, hemos decorado también un cuenco para hacerle compañía al plato. 

Me parece una forma genial de personalizar o crear un cambio en la estética de algunos objetos. Estoy segura de que los utilizaré mucho más! 

Besacos a puñaos!!! 

Nuevo aire a una pandereta con transfer directo

Con la Navidad casi encima ya nos ha entrado el gusanillo y hemos comenzado a sacar la decoración. Como sabéis en casa no es que pongamos muchísimas cosas, pero algo ponemos. 

Buscando, hemos encontrado esta antigua pandereta (aunque no lo parezca, yo soy muy de pandereta XD) y hemos decidido darle un nuevo aire. 

Nos hemos puesto manos a la obra, y con el Tranfer Marker de La Pajarita. y la imagen de un reno navideño ya lo tenemos todo preparado para comenzar la transformación. 

Qué vamos a hacer? pues transferir la imagen del reno sobre la piel de la pandereta – sí, sí, sobre la piel y no sobre la madera-. 

Si bien es cierto que en ocasiones este tipo de piel viene tratada, en esta en concreto la piel se mantiene bastante natural y por ello podemos hacer el transfer directo sin ningún problema. 

Qué como lo hacemos? muy fácil. 

Primero recortamos la imagen (impresa en impresora láser) al tamaño de la pandereta. 

Si queréis que la transferenia de la imagen quede más intensa, os recomiendo que al imprimir le subáis la saturación un poquito (con un 30% basta)

Colocamos la imagen sobre la pandereta y la fijamos con un poco de washi  para que no se mueva. 

Recordad siempre poner la imagen hacía abajo, es decir, en contacto con la superficie donde la queremos transferir. 

A continuación, comenzamos a hacer le transfer. Para ello, pasamos el rotulado por el papel hasta que se vea la imagen impresa -normalmente con tan solo una pasada es suficiente- y rascamos la imagen. Nosotros hemos utilizado un depresor. 

A ser una imagen grande, os recomiedo que lo hagáis por zonas ya que os será mucho más fácil y cómodo. 

Una vez tenemos toda la superficie de la imagen marcada con roulador y rascada con el depresor, es el momento de levantar el papel y ver cómo ha quedado la imagen. Nos atrevemos?

Al levantar la imagen siempre se ve algo más clarito que cuando termina de secar, qué es cuando sube la intensidad de color. 

Qué os parece, a mi me encanta ese efecto «lavado» que consigue, y además me parece brutal poder hacer el transfer sobre este tipo de superficies. 

Me gustó tanto el resultado, que me he venido arriba y hemos hecho otra para que nuestro sobri la pueda llevar al cole. 

Le hemos puesto su nombre y todo para que no la pierda y pueda disfrutar tocando su pandereta en la fiesta de navidad. 

Os tengo que decir que la piel de esta pandereta todavía estaba más tratada que la anterior y aún así ha quedado genial. De verdad, os animo a que probéis el transfer directo sobre distintas superficies porque os va a encantar. 

Para que os quede un poco más claro como utilizar el rotulador, os dejo un mini vídeo en el que lo veréis clarísimo. 


Y ahora sí, ya podemos comenzar a cantar villancicos y disfrutar de la Navidad. 

Besacos a puñaos!!! 

Buscar