Categoría: Videos

Cómo pintar platos esmaltados

Hace ya unos meses estuvimos impartiendo un taller en Barreira A+D en el que pintamos platos de Habitat conmemorando el Centenario de La Bauhaus.

Como sabéis pintar cerámica esmaltada puede ser tedioso e incluso puede que no consigamos el efecto deseado si no lo hacemos con las pinturas correctas, pero nosotros hemos pintado con la Matt Paint de Pinturas la Pajarita y ha quedado perfecto. Cómo?? Mira, mira…

Obviamente tenemos truco, y con los productos de Pinturas La Pajarita todo es más fácil. Pero vayamos por pasos!

Para poder pintar sobre platos comunes con una pintura de base agua como la Matt Paint utilizamos previamente una imprimación especial, en este caso: Medium Cristal.

Lo aplicamos por todo el plato con un pincel y lo dejamos secar bien -más o menos con 30 minutos es suficiente-.

Como veis es completamente transparente.

Una vez lo hemos dejado secar por completo, podemos colocar las cintas para comenzar a pintar como lo haríamos sobre cualquier otra superficie.

Nosotros hemos utilizado las cintas Washi de Miarco ya que como queremos hacer figuras geométricas necesitamos que nos queden unas líneas perfectas.

Repasamos que las cintas están bien pegadas por todas las zonas y comenzamos a pintar con normalidad.

Una vez hemos terminado de pintar podemos (y os recomendamos) retirar la cinta inmediatamente, para que de este modo no se levante nada de la pintura y la línea quede perfecta.

Al ser pintura de secado rápido, en a penas unos minutos ya podemos colocar de nuevo la cinta para pintar con el siguiente color.

Igual que en el paso anterior, antes de comenzar a pintar comprobamos que la cinta está bien pegada por todo el plato para evitar filtraciones que impidan que nuestra línea quede perfecta.

Ahora es el momento de comenzar a pintar con nuestro segundo color.

Y una vez hayamos pintado toda la zona deseada, retiramos la cinta inmediatamente.

Y listo! al haber aplicado la imprimación previamente, no es necesario que apliquemos ningún barniz para que la pintura no salte.

No debéis olvidar que son platos meramente decorativos, en ningún caso los debemos usar para comer 😉

En apenas unos minutos, podemos tener nuestros platos pintados!

Besacos a puñaos!!!

DIY Día de la madre. Espejo decorado con stencil y contorno relieve

Todavía sin regalo para el Día de la Madre? si eres como nosotros y siempre tienes que prepararlo en el último momento, el hack que te traemos hoy te interesa.

Para apañarnos un regalo improvisado, y además para que sea resultón, hemos creado este hack con un reloj de madera.

Ya sabéis que este tipo de relojes ahora se llevan muchísimo y además los podemos crear nosotros mismo o encontrarlos en tiendas por un precio muy asequible, también son super tuneables.

Yo llevaba bastante tiempo detrás de uno hasta que me decidí por comprar este de Tiger ya que no es muy grande. Y ahora va a ser el regalo perfecto para este Día de la Madre.

Os enseño los materiales:

Con muy poco, vamos a conseguir un gran cambio en este reloj. Mirad!

El primer paso es desmontar el mecanismo. No importa que no tengáis experiencia pues desmontarlos es muy sencillo ya que tan solo tenemos que quitar las manecillas tirando de ellas un poco hacia arriba y después desenroscar la turquecita que sujeta el mecanismo.

Ahora que ya hemos quitado el mecanismo, podemos comenzar a pintar sin miedo a que se nos estropee.

Para que el dibujo nos quede perfecto, hemos elegido un stencil de Pintyplus (uno de mis preferidos). Hemos elegido este modelo ya que el dibujo es muy fino y le aportará personalidad al reloj sin recargarlo demasiado.

Como vamos a pintar con spray, recordad siempre cubrir bien las zonas que no queremos que se pinten con cinta o papel. En nuestro caso hemos utilizado la cinta washi de Miarco. Esta cinta ya se ha convertido en uno de nuestros imprescindibles.

Una vez lo tenemos todo protegido y la plantilla colocada en el lugar que deseamos, es el momento de comenzar a pintar.

Como es una manualidad en casa y el material es poroso, hemos elegido los sprays Aqua de Pintyplus. El color: Black King, un negro mate ideal para el efecto que le queremos dar.

Dejamos secar unos segundos cuando terminemos de pintar y ya podemos retirar el stencil.

Pero no es todo, para darle un toque más personal vamos a utilizar un contorno glitter plata en algunos detalles. Este contorno es una de las novedades de Pinturas La Pajarita y nos tiene In Love.

El contorno es muy fácil de usar, tan solo lo tenemos que ir aplicando por las zonas en las que queramos que aparezca el glitter.

Al aplicarlo es blanco pero con el secado pierde este color y aparecerá la purpurina. Nosotros la hemos elegido en color plata.

Es muy importante dejar secar bien para que el contorno quede en los lugares deseados y ese efecto blanquecino desaparezca.

Una vez está completamente seco, podemos montar de nuevo el mecanismo del reloj.

Al estar completamente seco, ya podemos tocar y manipular sin problema y sin miedo a que la purpurina se desprenda.

Y ahora sí, tan solo nos queda colocarlo en nuestro lugar favorito, o como es mi caso, regalárselo a mamá.

Besacos apuñaos!

DIY capazo redondo con manteles individuales Soaré

Ahora que parece que el verano está más cerca, llega el momento de comenzar a preparar nuestros complementos para ir a la playa y la piscina.

Tras el taller para presentar la colección Tänkvärd en Ikea Valencia, nos habéis pedido en varias ocasiones que os dejemos el paso a paso del capazo que creamos en el taller. Y ahora, aprovechando los días de vacaciones y que el verano cada vez está más cerca nos pasamos por aquí para dejároslo! 😉

El paso a paso es muy muy sencillo y en menos de una hora puedes tener el capazo perfecto!

Estos son los materiales necesarios:

Antes que nada, os dejo el vídeo para que veáis de forma resumida como hacerlo.

El primer paso es cortar las telas que nos servirán como asas y base de nuestro capazo. En nuestro caso hemos combinado una tela lisa y otra estampada.

Las cortaremos de tal modo que nos quedará una base y dos asas, así:

Estas son las medidas que nosotros hemos utilizado durante los talleres:

El trozo de 2 metros es el que hemos utilizado como base, en este caso el ancho es de 15 cm, pero las medidas pueden variar a vuestro gusto. El motivo de que este trozo sea de una medida tan larga es para que después podamos utilizar este sobrante de tela para hacer un lazo y cerrar nuestro capazo.

En el caso de las asas, el ancho es de unos 7 cm, pero del mismo modo que con la base, esto va al gusto. También las hemos cortado más largas para después poder ajustarlas como más nos guste.

Y ahora, manos a la obra. Comenzamos marcándonos el centro del trozo de tela que vamos a utilizar como base.

En el caso de nuestro capazo todo está pegado con pegamento caliente, por lo tanto los diferentes puntos de pegamento que coloquemos tendrán que cumplir la función de puntos de costura.

Para ello aplicamos muchos puntos pequeñitos. El truco es ir aplicándolos a derecha e izquierda para que la tela quede bien tensa por ambos lados.

Un consejo es que os marquéis en el mantel individual el tamaño de la boca de vuestro bolso para dejar así la apertura perfecta. Podéis hacer una pequeña marca con un lápiz.

Una vez tenemos pegado todo un lado de la tela, comenzamos a pegar el otro lado junto con el segundo mantel individual. Ahora tenemos que ir con un poco más de cuidado para que nos quede bien. Simplemente necesitamos un poco más de paciencia y nos quedará perfecto.

Una vez tenemos toda la base de nuestro capazo completamente pegada, rematamos (también con la pistola de silicona caliente) los bordes de tela sobrante para hacer el lazo para cerrar nuestro bolso.

Para ello hacemos un dobladillo que pegaremos para evitar que se deshilache y quede un acabado más limpio.

Es el momento de colocar las asas para que nos podamos colgar nuestro capazo.

Como os he comentado antes, en el patrón las hemos cortado mas bien largas para que así lo podáis ajustar a la altura deseada.

Al igual que con la base, también hemos hecho un dobladillo en las asas para evitar que se deshilachen.

Pasarlas por nuestro capazo es muy sencillo. Las vamos a atar con un nuevo y para ello buscaremos un hueco en el trenzado del mantel individual y por ese hueco pasaremos la tela para anudarla.

Los nudos los podemos hacer por dentro o por fuera, al gusto, o bien anudándolos con un lazo por fuera para decorar…

Y listo! ya tenemos nuestro capazo listo para salir a la calle!

Qué os parece?

Para que veáis otras formas de decorarlo, os dejo aquí también el vídeo del taller que hicimos en Ikea Valencia donde se presentó su nueva colección Tänkvärd y además creamos capazos requetebonitos!

Besacos a puñaos!!!

Buscar