Categoría: Videos

DIY platos decorados con rotuladores Pentel

¿Lettering? Sí, eso de dibujar letras bonitas que nos encanta y que la gente dice que con un poco de práctica es fácil. Sí, eso que a nosotros, por mucho que practiquemos no se nos da bien (al menos a mi, Raúl tiene más gracia que yo para esto).

Pues por ahí venía encaminado el último reto que nos propusieron las chicas de Handbox, en esta ocasión de la mano de la archiconocida marca de rotutaldores: Pentel.

Tengo que decir que soy una loca de los productos de papelería, y que cada vez que paso por una papelería bonita, algo pico. Por lo que, que nos llegara a casa un paquete lleno de rotus, a mi me hizo una ilusión loca.

Ahora, después de la emoción, llegaba la segunda parte: pensar en el proyecto, con algo de lo que no tenemos ni idea.

Tras probar los rotus y darle mil vueltas, nos decidimos por decorar unos platos de cartón -sí, de cartón- para poder utilizarlos en una fiesta como decoración. Y como son muy baratitos, los podemos cambiar siempre que deseemos.

¿Lo vemos?

Como podéis ver en el vídeo hemos intentado decorarlos con diferentes motivos. Muy sencillos eso sí, porque el lettering no es lo nuestro, pero lo de dibujar, tampoco!.

Hemos pintado unas banderitas, unos cactus…

Y todo ello con a penas materiales.

Vamos, que en nada de tiempo podemos personalizar la deco de casa, bien sea para una fiesta o un momento especial, o por ejemplo para darle un toque distinto dependiendo de la temporada.

Para colocarlos en la pared tan solo hemos utilizado un poco de cinta de doble cara de Ceys (que lo aguanta todo) y los hemos pegado haciendo un poco de presión.

Y ahora sí, ya los tenemos listos!

Si te gusta nuestro proyecto, puedes votarlo en el perfil de instagram de Pentel, y al mismo tiempo, ver los super proyectos que se han presentado para este desafío y votarlos también.

Besacos a puñaos!

Wabi-Sabi, la belleza de la imperfección

Wabi-sabi (侘・寂) es un término japonés que describe «la belleza de la imperfección». Este punto de vista está muy presente en la sociedad japonesa: en forma de elementos de aspecto natural o rústico que aparecen en los objetos cotidianos o en algunos elementos arquitectónicos.

El wabi-sabi combina el minimalismo, con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza.

Hoy me paso por aquí, además de para dejaros esta breve definición del concepto, para poder mostraros cómo aplicar esta pintura y conseguir este fantástico efecto imperfecto en vuestras paredes.

Como podéis ver en el vídeo es muy fácil, y lo mejor de todo? que no hace falta ser un experto pintor ni tener una buena técnica para aplicarla, sino todo lo contrario.

Para aplicarla lo único que necesitamos es aplicar brochazos en dos direcciones, éste es el secreto para que quede perfecto. Pero os lo detallo todo un poco más.

Esta es una pintura mineral (algo similar a la cal) y lo mejor de todo es que a penas huele y tiene un secado muy rápido. Tal y como se ve en las imágenes, es un tipo de pintura muy muy espesa -del estilo de cuando amasamos cemento- por ello es importante la dilución que hagamos en agua para su aplicación.

Para la primera capa (para conseguir el acabado tenemos que aplicar dos) diluimos un 60% de pintura, con un 40% de agua y mezclamos bien.

Para comenzar a aplicarla, tan solo necesitamos un pincel plano o paletina y comenzamos a pintar dando brochazos en dos direcciones, como si hiciéramos cruces.

Una vez tenemos aplicada la primera capa, creamos la segunda disolución en agua y damos una segunda mano de pintura.

Los porcentajes para esta nueva disolución son:

Con la primera capa de pintura totalmente seca, y esta segunda dilución en agua bien removida, podemos comenzar a aplicar una segunda pasada de pintura wabi-sabi sobre la superficie.

En el caso de esta segunda capa, la pintura es mucho más espesa y por lo tanto es lo que nos va a ayudar, ademas de aplicar mayor color, a conseguir el efecto de textura deseado.

Ahora tan solo queda dejar secar bien y listo!

En muy poco tiempo y sin ninguna técnica especial, podemos dar a cualquier habitación de la casa un toque especial y personal con esta pintura.

Yo reconozco que cada vez me gusta más y tengo claro que en la próxima reforma de la casa, alguna de las paredes tendrá este acabado.

Besacos a puñaos!

Un reno de terrazo? es posible!

Y tanto que es posible, tan solo necesitamos la ayudita de Selfpackaging y unas servilletas monérrimas de Casa Shop.

Mira!

A mí me hacía especial ilusión tener un reno 3D en casa, pero tenía claro que no quería uno de esos típicos. Raúl por su lado, ya había comentado alguna vez que estaría bien poder tener uno «de esos de cartón» que están genial.

Parece que nuestras plegarias las escucharon desde selfpackaging y de este modo conseguimos este super reno que me tiene enamorá!.

¿Cómo lo hemos hecho? pues como siempre de la manera más fácil y resultona posible. Vamos a ver los materiales:

Antes de comenzar, desmontamos todas las piezas y separamos todos los cortes.

A continuación, pintamos todas las piezas de blanco para que después los colores de la servilleta se vean mucho mejor.

Para pintarlo hemos usado Aqua de Pintyplus, por su poder de cubrición, el secado rápido y lo cómodo que es pintar con spray.

Es el momento de comenzar a pegar las servilletas. Antes de nada, las separamos en capas.

Nosotros hemos elegido estas de terrazo que nos tienen enmoraos!

Comenzamos a aplicar la cola decoupage, bien repartida.

Y seguidamente, pegamos la servilleta con mucho cuidado.

Continuamos pegando hasta tener todas las piezas.

Dejamos secar, y mientras tanto, pintamos la base del reno. En este caso hemos elegido el color Cancún de la pintura Eggshell de La Pajarita. Hemos elegido este color para crear contraste con las servilletas.

Una ves seco nuestro decoupage, añadimos una nueva capa de cola por encima para proteger.

Dejamos secar de nuevo y comenzamos a elmininar los bordes sobrantes con una lima de uñas.

A continuación, y como capa extra, le aplicamos una capa de barniz ultramate (ya sabéis que yo soy muy muy fan de este barniz).

A mí me gusta aplicar siempre una capa de este barniz ya que ayuda a la conservación, y da un efecto super natural.

Ahora ya solo nos queda montar nuestro Reno. Es muy muy fácil ya que tan solo tenemos que ir encajando las piezas en las hendiduras.

Y listo! tan solo nos queda colocarlo en el lugar deseado, y ya tenemos nuestro reno 🙂 . Ahora solo me queda disfrutar de mi reno de terrazo!

Es cierto que estos renos se suelen vender mucho como decoración navideña, pero los podemos decorar para poder usarlos durante todo el año y disfrutar de ellos en la decoración del hogar.

Besacos a puñaos!!!

Buscar