DIY Cartel de madera con Transfer

Como sabéis, este año las chicas de Hanbox decidieron hacer ruido y celebrar, junto a toda la comunidad, el Día del DIY. Además de mucho DIY también lanzaron un concurso entre toda la gente de la comunidad en el que podías ganar un taller en casa con uno de los bloggers de la comunidad.

Las ganadoras de este concurso fueron las chicas de Smelly Crafts, y los encargados de ir a su casa a impartir el taller nada más y nada menos que nosotros.

El taller: un cartel de madera personalizado con tranfer, decoupage y chalk paint.

Esta es la propuesta que nosotros llevamos como ejemplo al taller. Pero vamos a ver el paso a paso por si os animáis a hacer el vuestro.

Comenzamos con los materiales:

El primer paso es hacer cuatro agujeros en la madera con el taladro. Nosotros los hicimos a unos 5 cm de las esquinas.

Después, dividimos la madera en tres zonas delimitándolas con cinta washi de Miarco. La primera de las zonas irá pintada con chalk paint en Spray de Novasol; la segunda con Transfer Directo de Pinturas La Pajarita; y la tercera de ellas con Decuupage.

Una vez tenemos las tres zonas marcadas con la cinta, el primer paso es comenzar a pintar con la chalk en spray. Para ello, ademas de la cinta, cubrimos con un trozo de papel el resto de la madera. El primer color que hemos utilizado es el vede menta.

Recordad que para pintar con spray siempre os recomendamos pintar en perpendicular a la superficie y más o menos a unos 15 cm de distancia para que quede perfecto.

También es importante agitar bien el bote antes de comenzar a pintar, por supuesto 🙂

Al mismo tiempo hemos pintado también las bolas decorativas de madera que pondremos más tarde junto con la cuerda.

Una vez hemos dejado secar (con 10 min. es suficiente) retiramos la cinta y el papel para poder continuar con el resto.

La cinta washi de Miarco es ideal para que las líneas queden perfectas (os la super recomiendo) mirad:

A continuación, del mismo modo que lo hemos hecho antes, pintamos el otro extremo de la madera -donde haremos el decoupage- de color blanco.

Este es un consejo que siempre os doy para hacer el decoupage ya que si pintamos el fondo de blanco los colores de la servilleta se verán mucho mejor y más intensos.

A continuación -y una vez hemos dejado secar bien la pintura- comenzamos con el decoupage; una de mis técnicas preferidas. Como siempre os digo, es muy fácil y podéis aprender a hacerlo en a penas un minuto:

Tan solo tenemos que separar por capas la servilleta y quedarnos solo con la capa de color (normalmente las servilletas suelen llevar 3 capas).

Aplicamos una fina capa de cola para decoupage por toda la zona deseada, en este caso, toda la zona que anteriormente hemos pintado de blanco.

Con la cola bien repartida, es el momento de colocar la servilleta. Debemos tener cuidado de que no se nos rompa, ya que es muy finita. Con ayuda de los dedos comprobamos que está correctamente pegada por toda la zona.

Es el momento de aplicar una segunda capa de cola para decoupage por encima de la servilleta, de este modo la protegemos y nos aseguramos que queda perfectamente pegada. Además, esta segunda capa también nos puede servir como barniz.

Para eliminar los bordes sobrantes de servilleta por la madera, y tal y como habéis visto en el vídeo, los retiramos lijándolos con una lima de las uñas. De este modo quedan perfectos 😉

Ahora llega para mí, uno de los momentos más divertidos: hacer el transfer directo con el rotu y las imágenes de Pinturas la Pajarita. Es muy fácil y rápido y en nada personalizamos la superficie que deseemos. Si todavía no sabes hacerlo, mira este breve vídeo.

Seleccionamos las imágenes y las colocamos sobre la madera. Las sujetamos con un poco de cinta y pasamos el rotulador por encima de ellas ( con solo una vez es suficiente).

Con el depresor, rascamos por toda la imagen -por donde no rasquemos no se trasnferirá la imagen-. Debemos asegurarnos de rascar por toda la imagen para que la trasnsferencia quede perfecta.

Una opción que nos ofrece este transfer, y que a mi me encanta, es que podemos superponer imágenes, es decir, hacer una transferencia encima de otra que habíamos hecho previamente.

Ya casi tenemos nuestro cartel personalizado. Tan solo nos queda añadirle el cordón de palomar para colgar y unos tassels decorativos.

¿De verdad no sabes hacer tassels? es otra de las técnicas super fáciles que aplicamos en este cartel de madera.

Quienes me conocéis sabéis que soy muy fan de las borlas y pompones en decoración. Me parecen un elemento muy fácil (y barato) y que siempre nos puede venir bien para añadir un toque de color o dar un poco de personalidad a un objeto.

Además, hacerlos es muy fácil y nos viene muy bien para utilizar esos restos de lana que tenemos por casa.

Una vez tenemos las borlas terminadas, ya solo nos queda anudarlas en los dos agujeros inferiores de nuestra tabla de madera.

A continuación, pasamos también por los agujeros la cuerda de palomar junto con las bolas de madera para poder colgar nuestro cartel de madera.

Y listo! Ya tenemos nuestro cartel personalizado terminado!

De este modo podemos aprovechar restos de madera que tengamos por casa y darle un toque personal a pequeños rincones.

Nosotros lo hemos puesto en el patio, en nuestro rincón de los cactus. Os pondré una foto en Instagram para que veáis como queda 😉

Y antes de despedirme hoy. Dar las gracias de nuevo a Handbox por confiar en nosotros para este taller y a Smelly Crafts por abrirnos las puertas de su casa y tratarnos tan tan bien!

Que se me olvidaba! os dejo el vídeo del paso a paso, que se que son muchos ;p

Besacos a puñaos!!!

Como decorar con copos metálicos

Conocéis los copos metálicos o metallic flackes?? son una alternativa económica al pan de oro para decoración, y además, son muy muy fáciles de utilizar. 

Yo compré un par de paquetitos hace un tiempo en Tedi y los tenía por casa. Y organizando el taller pensé: “qué mejor momento para llenarlo todo de dorado que en navidad?”

A raiz de esa prueba, nació este mini tuto, para que los conozcáis un poco mejor y veáis lo fáciles que son de utilizar. 

Como véis, yo tengo copos de dos colores (a penas me costaron dos euros cada paquete). Para aplicarlos, vamos a necesitar: cola blanca, un pincel, y pinzas para poder manipularlos con cuidado. 

En nuestro caso, la base sobre la que lo hemos aplicado es sobre un plato y un cuenco de cerámica -ambos están sin esmaltar-. 

Pues sí, es tan fácil como se ve en el vídeo. Lo que más me gusta es que en a penas unos minutos podemos decorar cualquier objeto. 

¿Lo vemos un poco más detallado?

Lo principal es esparcir la cola. Os recomiendo que lo hagáis por zonas y ayudándoos con un pincel. En nuestro caso es de secado rápido y con una cantidad pequeña es suficiente, recordar repartirlo bien para que no queden grumos.

Una vez tenemos la cola blanca extendida comenzamos a pegar los copos. Como os adelantaba antes, es mejor que los manipuléis con pinzas ya que son muy finos y delicados. 

Lo llevamos a la zona en la que lo queremos pegar, nos ayudamos con las pinzas, y con la yema del dedo comprobamos que se queda bien pegado. 

Una vez tenemos una zona lista, con cola aplicamos sobre el resto y continuamos del mismo modo. 

Repetimos el proceso hasta cubrir con los copos la zona deseada, y… tachán!!!! 

Ya tenemos el plato listo. En nuestro caso, hemos decorado también un cuenco para hacerle compañía al plato. 

Me parece una forma genial de personalizar o crear un cambio en la estética de algunos objetos. Estoy segura de que los utilizaré mucho más! 

Besacos a puñaos!!! 

DIY Alfombra navideña

Y ya por fin, este es el último de los DIY que hicimos en Ikea que os enseño (que se que me estaba poniendo pesadita ya…). Lo he dejado para última hora porque es súper sencillo y rápido de hacer y además porque es ideal para hacerlo con los peques.

En este caso decoramos un felpudo con motivos navideños. Para ello utilizamos plantillas para decorar tartas y pintura Matt  y Gloss de Pinturas La Pajarita (que ya sabéis que me encanta 🙂 ) Escogimos ambas gamas por los colores tan intensos que tienen.

IMG_2451IMG_2459

Escogimos diferentes colores de pintura en relación con los motivos que íbamos a pintar, rojo para los corazones, naranja para los zorritos…  Para pintar con ellos lo hicimos con esponja y con pincel de estarcir, y por supuesto, sujetando bien las plantillas con cita de papel para que no se muevan y el dibujo quede bien definido.

IMG_2462IMG_2464

Una vez tenemos la plantilla fija, comenzamos a pintar. Como siempre que pintamos con cualquier stencil, os recomendamos que pintéis con muy poca pintura y siempre con golpecitos suaves y manteniendo el pincel en vertical. De este modo os quedará perfecto!

IMG_2467IMG_2470IMG_2473

Con las diferentes plantillas y los diferentes colores, creamos una especie de “marco” bordeando todo el felpudo.

IMG_2475IMG_2476

Cuando tengamos todo el borde de la alfombra rodeado de los diferentes animalitos pintados, tan solo nos queda el “toque final”. En este caso, nosotros creamos un stencil en el que pusimos: Welcome Santa. Nuestro felpudo será quien de la bienvenida la noche de Noche Buena a tan barbudo señor cuando venga a dejarnos los regalos que tanto nos merecemos ;).

IMG_3954

Lo sujetemos bien y lo pintamos del mismo modo que hicimos con las plantillas anteriores. Para las letras hemos escogido un color verde (Mister Green de la gama Matt Paint) ya que nos parece un verde súper navideño e ideal para esta idea.

 

Una vez pintado, tan solo nos queda retirar el stencil y dejarlo secar completamente para poder colocarlo en la entrada de casa!

IMG_3980IMG_3984

Como veis un DIY super sencillo, muy fácil para hacer incluso con niños, e ideal para añadir a nuestra decoración un toque de última hora.

No os lo he puesto antes, pero por supuesto el felpudo es de Ikea, en este caso es el felpudo Sindal. Y las plantillas son las Backglad.

IMG_3986

Os gusta? a mi me encanta decorar felpudos, me parece que con muy poco se consiguen transformar por completo y podemos darle un toque personal a nuestro hogar sin necesidad de gastar mucho.

Como ya casi estamos encima de Noche Buena, muy Feliz Navidad a todos! disfrutad a tope de estos días y pronto volvemos por aquí con las novedades del próximo año.

Besacos a puñaos!!!

Crónica del taller con Ceys en la Women´s night de Bauhaus Paterna

Vale, sí, hace ya algunos días que no paso por aquí, me ha sido imposible sacar un ratillo para poder escribir y contaros cosas, pero esta semana me pongo al día sí o sí, que ya está bien.

Hoy paso por aquí para contaros que tal fue el taller con Ceys en la Women`s night de Bauhaus Paterna.

JIPIJAPAS_TALLER_CEYS_WOMENSNIGHT.Imagen fija004

Nuestra propuesta para este taller era crear un original revistero utilizando Ceys Montack.

Para quienes no habéis asistido nunca a una Women`s night, como su propio nombre indica consiste en una noche de chicas dentro de uno de los centros Bauhaus.

Al entrar las chicas recogen sus acreditaciones y pasan a picar algo y tomar algún cóctel, para después comenzar los talleres bien animadas. Cada asistente se puede apuntar a un taller a elegir entre la variedad que el centro ofrece, todo ello gratuitamente.

Para nosotros la experiencia fue genial. Chicas súper animadas y con ganas de aprender, probar nuevos productos, y por supuesto de hacer un revistero súper bonito!!!

y sino, mirad las fotos!!

Les enseñamos como aplicar Ceys Montack, sus diferentes usos y variantes, decoramos con papel pintado, lijamos… vamos, que nuestras chicas se fueron a casa siendo todas unas expertas y por supuesto unas artistas!!!

También os dejamos un breve vídeo para que podáis ver un poco mejor el ambiente tan estupendo que pudimos vivir.

Muy pronto os enseñaremos el paso a paso del revistero por si lo queréis hacer en casa. Y  por supuesto seguiremos contándoos que hemos estado haciendo estos días que hemos estado desaparecidos 🙂

 

Besacos a puñaos!!