DIY cuadro skyline con washi y lijas de Miarco

Hacía ya mucho tiempo que no participábamos en un desafío de Handbox, y la verdad es que ya teníamos ganas. En este caso el desafío viene de la mano de Miarco.

Para este desafío nos llegó a casa una caja con unos materiales “sorpresa”. Unos tacos de lija, un rollo de papel de pintor y un par de cintas washi de distintos grosores.

Por supuesto, desde el mismo momento en que recibimos la caja pusimos nuestras mentes inquietas a pensar, y después de darle varias vueltas, nos decidimos por… hacer un cuadro!!!

DIY CUADRO SKYLINE CON WASHI Y LIJAS.Imagen fija000

No queríamos usar estos materiales para lo que se usan comúnmente, sino que queríamos ir más allá y no usarlos solo para proteger zonas a la hora de pintar o para hacer reservas, por ello nos decidimos por esta idea.

Para llevarlo a cabo necesitamos estos materiales:

DIY CUADRO SKYLINE CON WASHI Y LIJAS.Imagen fija002

Cinta washi Miarco Tacos de lija Miarco
Papel con cinta de pintor Miarco Tijeras
Pistola de cola termofusible Troqueladora de estrella
Cúter Regla o palo de madera
Aqua Black King Aqua Grey Fig
Chalk Paint Azul índigo Lienzo rectangular

Es un DIY muy fácil y además ideal para hacer con los niños.

Para comenzar pintamos el lienzo rectangular con Aqua Black King. Es un color negro noche ideal para cuadros de este tipo, a mi me encanta. Y además, como el Aqua a penas hace nube es ideal para pintar en casa.

Mientras que lo dejamos secar (esta pintura seca muy rápidamente) cortamos dos trozos de papel con cinta de pintor y los pintamos, uno de ellos con Aqua Grey Fig y otro con Chalk Paint Azul índigo. Estos dos trozos de papel después jugarán el papel de edificios en nuestro cuadro. Yo escogí estos dos colores, además de porque me encantan, porque me gustaba como combinan con el resto de colores que aparecen en el lienzo, al mismo tiempo que pensamos que eran dos colores que también iban bien con la idea de noche que queríamos dar en el lienzo.

Dejamos secar para que la pintura quede perfecta y pasamos a cortar los tacos de lija. La idea de cortar los tacos de lija nos surgió a raíz de ver que eran de colores y pensamos que eso nos ayudaría a poder aprovechar este elemento de otro modo.

Para cortarlos yo he utilizado un cúter y un taco de madera para que así el corte fuera lo más recto posible. Hemos cortado varios lomos de cada una de ellas.

Una vez tenemos las lijas cortadas, y todo pintado, es hora de comenzar a dar forma a nuestro skyline con al cinta washi. Para ello vamos a utilizar los dos grosores. Los edificios serán con la cinta fina, y con la gruesa daremos definición en alguno de los edificios y en lugares puntuales.

Al ir trazándolos nosotros mismos, podemos definir nuestro skyline como más nos guste y añadir los elementos que deseemos.

A lo largo del skyline iremos introduciendo tanto los trozos de papel de pintor pintados así como las lijas cortadas.

Para introducir los tozos de papel pintados los colocamos sobre el lienzo, aprovechamos para fijarlo con la cinta de carrocero que incluye el propio papel, y cortamos con el ancho deseado. Con la cinta washi, delimitamos el borde del edificio, y con la cinta más ancha rematamos la parte de arriba a modo de “terraza del edificio”.

Como veis este nuevo edificio queda integrado aportando color al cuadro.

Para pegar las lijas seguimos un proceso similar, vemos en que lugar queremos encajar los trozos de lija y los pegamos con la silicona caliente. Estos tacos nos ayudarán a aportar relieve al cuadro simulando edificios que se encuentran más cerca de nosotros.

Una vez tengamos los tajos de lija pegados, continuamos definiendo edificios con la cinta washi. Y también intercalando nuevos edificios con papel pintado y con el resto de trozos de lija.

Para rematar el sobrante de los edificios de papel también utilizamos la cinta ancha, de 24 mm. Cortamos el sobrante de papel y los bordes los pegamos con esta cinta.

Para dar el toque final a nuestro cuadro vamos a crear con la cinta washi ancha unas pegatinas de estrellas para nuestro cielo. Para ello necesitamos la troqueladora con forma de estrella así como también el papel de pintor y por supuesto la cinta washi.

Pegamos la cinta sobre el papel con cinta de pintor y con la troqueladora comenzamos a troquelar estrellas. Nosotros hemos usado troqueladoras de dos tamaños para conseguir así estrellas grandes y pequeñas.

Al pegar la cinta sobre el papel después es muy fácil de retirar, consiguiendo así ese efecto pegatina que tanto nos gusta y que nos permite despegarlo fácilmente del papel para pegarlo sobre el lienzo y aportar el toque final a nuestro skyline.

Y… ya está, nuestro cuadro listo para ser colgado!

DIY CUADRO SKYLINE CON WASHI Y LIJAS.Imagen fija000

Como siempre, os dejo el vídeo en el que podréis ver mucho más detallado el paso a paso.

Qué os parece nuestra propuesta para este nuevo desafío, os gusta?? espero que sí! 😉 Nosotros ya lo tenemos colocado en casa!

Besacos a puñaos!!!

DIY marco para notas

Sí, vuelta a la rutina, la odiosa y maravillosa vuelta a la rutina. A estas alturas del mes de septiembre todos hemos vuelto a vivir en nuestras carnes esos sentimientos enfrentados en los que deseamos volver a nuestra añorada rutina pero no queremos abandonar nuestras nuevas costumbres veraniegas.

Pero para que esta vuelta sea un poquito más amena, aquí estamos nosotros con un DIY fácil, resultón y práctico. Un pequeño tablerito de corcho en el que colocar notas, recordatorios, fotos….

DIY_MARCO_CORCHO_.Imagen fija028

Con muy pocos materiales y en a penas un ratito lo tenemos listo! nosotros lo tenemos en la entrada de casa para anotarnos mesajitos y cosas que no se nos pueden olvidar! pero creo que me voy a colocar otro en el despachito con las cosas importantes!

DIY_MARCO_CORCHO_.Imagen fija001

Los materiales que necesitamos son:

Marco Kvill de Ikea Imprimación de Novasol Spray
Pintura chalk en spray gris ceniza de Novasol spray Barniz al agua de Novasol Spray
Lámina de corcho Tijeras
Chincheta Lápiz

Como este marco es de plástico, para pintarlo con chalk yo recomiendo aplicar imprimación antes para que así la pintura se adhiera mejor y después no salte.

Para ello, lo primero que hacemos es desmontar el marco e imprimarlo y dejarlo secar.

 

Cuando la imprimación esté bien seca podemos comenzar a pintar. Como os digo lo de imprimar es un consejo, también podéis pintar directamente sobre el marco. El tiempo de secado de la imprimación es más largo que el de la pintura, a mi personalmente me gusta dejarla secar 24 horas.

 

Ese marco, al tener tantos detallitos es genial para pintarlo con spray ya que lo cubre todo perfectamente tal y como podéis ver en las fotos, y con el chalk el efecto mate que queda es brutal! a mi me encanta!!!!

Mientras que dejamos que seque la pintura, vamos cortando el corcho con la medida del marco para después poder sujetar las notas en él.

El corcho que yo tenía en casa es una lámina A3 adhesiva, que va genial para hacer cualquier proyecto, os lo recomiendo. En este caso, lo he pegado sobre el “cristal” que traía el propio marco (os lo pongo entre comillas ya que este marco no lleva cristal sino un plástico).

 

Para proteger más el marco, ya que mi idea es darle mucho uso, yo he decidido barnizarlo, de este modo se conservará mucho mejor. El barniz que le hemos aplicado en ningún caso modifica el color o el acabado de la pintura chalk por lo que es ideal y por supuesto también es de Novasol Spray. Al mismo tiempo, al igual que ocurría con la pintura, al tener el marco tantas filigranas, con el spray nos aseguramos que cubrimos todo perfectamente.

DIY_MARCO_CORCHO_.Imagen fija023

Ahora ya solo queda dejar secar y montar nuestro cuqui tablero para notas!!

 

No os lo había comentado antes pero me encanta el sistema que tiene este marco para montarlo y desmontarlo. Los marcos de fotos normalmente tienen esas pestañitas como de hierros en las que como las muevas con los dedos te haces muchísimo daño (experiencia personal), pero este tiene como unas pestañas de plástico que al pulsarlas o bien sujetan o bien sueltan. Agarran perfectamente al mismo tiempo que son mucho más cómodas y prácticas.

Y ahora sí, una vez lo tenemos completamente montado, ya solo nos queda colocarlo en el lugar deseado y a llenarlo con notas, fotos..

DIY_MARCO_CORCHO_.Imagen fija029DIY_MARCO_CORCHO_.Imagen fija028

Qué os ha parecido? os gusta? como os he dicho al principio es un DIY muy fácil y rápido pero al mismo tiempo útil.

Por si queréis ver mejor los detalles de como lo hemos hecho, os dejo un vídeo de nuestro canal de Youtube!

Me encantará ver los vuestros!!

Besacos a puñaos!!!

Transformando una vieja camiseta en una Totebag

Hoy os traigo un proyecto rápido de esos que me encantan. El otro día estuve en casa de mi madre y comenzó a sacar ropa mía de hace ya algunos ellos (por desgracia en muchas de estas prendas ya no entro…). Y entre todas las cosas que me sacó, apareció una camiseta de mi época de estudiante a la que le tenía mucho cariño.

Mi madre, en su afán por vaciar armarios, estaba empecinada en tirarla, pero a mi me pudo más la nostalgia y decidí guardármela (a pesar de, como os he comentado, no entrar ni de lejos en la camiseta) y reciclarla dándole una segunda vida.

20160503_114137

A mi la camiseta me encanta, y con ella viví muchas “juergas” universitarias, y no creo que debiera acabar en la basura. Además el dibujo que lleva me gusta mucho…vamos, que como os digo la nostalgia fue más fuerte que yo. Por eso, decidí transformarla en una Totebag (que tampoco tengo ninguna, que va) para llevar los ovillos este verano a la playa y la piscina.

Es un proceso súper fácil y es una manera de prolongar la vida de esas camisetas que nos gustan mucho pero ya no nos podemos poner.

El primer paso es cortar las mangas y el cuello, que de este modo pasarán a ser las asas y la boca de nuestra totebag.

Yo las he cortado justo por debajo de la costura, para que cedan un poco, y también porque quedan con un toque un poco mas grunge que me encanta. Si lo preferís, también podéis hacerle un dobladillo, o ponerle un bies o cinta para decorar.

El siguiente paso es hacer la base del bolso, para ello, le damos la vuelta a la camiseta y la cosemos por la costura inferior, es decir por la parte de abajo. Se puede coser a mano o a máquina, yo en mi caso elegí la máquina de coser.

Como podéis ver en la foto, se aprecia mi poco estilo para coser, menos mal que en este proyecto después no se aprecian los fallos. Yo he cosido justo por encima del dobladillo de la camiseta, para así dar un poco mas de base y consistencia.

20160503_121113

Veis, en el resultado final no se aprecia nada de mi torpeza, jijiji.

Un proyecto súper rápido y fácil y con el que en menos de 5 minutos, le das una segunda vida a esa camiseta que tanto te gusta.

20160503_121403

Alguna lo habíais hecho ya antes?? cómo recicláis esas prendas de ropa viejas de las que no os queréis desprender??

Besacos a puñaos!!!