La transformación de la entrada de casa

Después de la transformación que hicimos del mueble del salón de casa, hoy os traigo otra de las transformaciones que hemos hecho hace poco: la entrada.

Era una de las partes de la casa más necesitadas, y a pesar de que si hubiéramos hecho obra el cambio sería mucho más radical, estamos bastante contentos con el resultado.

Mirad como era antes:

DSC_1579DSC_1584

Sí, rosa. Y para variar, también con humedades, los contadores en medio… vamos, fea como ella sola.

La idea principal ha sido pintarla cambiándola de color (era un requisito indispensable, eliminar el rosa) y además un pequeño cambio en los muebles.

Para mi hubiera sido perfecto eliminar los azulejos y cambiar el suelo y la puerta, pero eso por ahora tendrá que esperar (muy a mi pesar).

Tan solo con el cambio de color ya se nota la transformación. La hemos pintado en gris, un color mucho más apacible y que inspira tranquilidad.

DSC_1609

Parece más amplia y la luz natural, que por suerte tenemos mucha, se reparte muy bien por toda la estancia.

También hemos quitado el perchero antiguo que teníamos y hemos comprado uno nuevo de Ikea junto con algunos complementos. Aquí os dejo las fotos para que veáis como ha quedado.

DSC_1613DSC_1675

Los zapateros los hemos mantenido, pero hemos incorporado el banco así como el perchero y un espejo vertical. Os enseño con más detalle.

DSC_1615DSC_1678En casa necesitábamos un espejo de este tipo y creo que fue todo un acierto comprarlo. Así como el perchero muy cómodo y práctico, al mismo tiempo que podemos almacenar infinidad de cosas.

También hemos añadido a la entrada unas baldas -en realidad son para cuadros- para poder colocar las llaves y demás al llegar a casa.

DSC_1685

Y por supuesto, no podía ser de otro modo, hemos mantenido el espejo vintage….

DSC_1680

Quizás no vaya mucho con el estilo de la entrada, pero ambos teníamos claro que no nos queremos deshacer de él por nada del mundo y lo queríamos mantener.

Como véis, con muy poco, unos muebles de Ikea y un cubo de pintura, hemos trasformado nuestra entrada en a penas un par de días.

Ahora vamos a por el siguiente paso: las puertas y las escaleras. Seguiremos informando…

 

Besacos a puñaos!